Friday, January 10, 2020

El Prof. Dr. Alfredo Martínez, catedrático de la Universidad de Navarra, director del Programa de Nutrición de Precisión y Salud Cardiometabólica de IMDEA Alimentación y el investigador postdoctoral del mismo grupo, Rodrigo San Cristobal, han participado en el Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad  Alimentaria y Nutrición (AESAN) para actualización de las Ingestas Nutricionales de Referencia.

Los niveles de ingestas nutricionales de referencia (INR) permiten elaborar recomendaciones dietéticas que aseguren un aporte nutricional equilibrado para el mantenimiento del buen estado de salud poblacional, así como para el desarrollo de políticas nutricionales que permitan prevenir enfermedades crónicas.

En el caso de España, la última actualización disponible se llevó a cabo en el año 2010 por parte de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD). Sin embargo, durante estos últimos años, diversos organismos internacionales con competencias en nutrición y salud de varios países han actualizado sus recomendaciones nutricionales basadas en nuevas evidencias científicas.

A nivel europeo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha publicado entre 2010 y 2017 valores dietéticos de referencia y otros países también han actualizado sus referencias nutricionales en los últimos 10 años. Por lo que esta nueva actualización supone un hito para mantener la salud y el bienestar de la población.

Una dieta equilibrada es aquella que proporciona cantidades adecuadas de diversos nutrientes para mantener la salud y el bienestar. Proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua son nutrientes tiene una función particular en el cuerpo humano.

La cantidad de cada nutriente necesaria para mantener la salud de un individuo se llama requerimiento de nutrientes, y estos varían de un individuo a otro dependiendo de la edad, género, el nivel de actividad física, el estado fisiológico (como el embarazo), los hábitos alimenticios y los antecedentes genéticos también son factores importantes.

El requerimiento promedio (AR) y la ingesta de referencia de la población (PRI) describen la distribución de los requerimientos en una población. Estos proporcionan la ingesta de un nutriente que satisface las necesidades diarias de, respectivamente, la mitad o la mayoría (97.5%) de las personas en la población.

La estimación de nuevas ingestas nutricionales de referencia para la población española ha seguido una metodología, que incluye la búsqueda de ingestas de referencia publicadas por organismos oficiales internacionales, la recopilación de los datos actualizados con posterioridad a 2010 y la armonización de las recomendaciones por intervalos de edad y sexo.

Finalmente, para cada nutriente, vitamina o mineral, se han determinado los valores de ingestas nutricionales de referencia para población sana, aplicando un algoritmo de toma de decisiones basado en el de la FESNAD. En el caso de macronutrientes y energía se asumen las establecidas por EFSA.

El documento establece además, ingestas nutricionales de referencia para 15 minerales: calcio, cloro, cromo, cobre, fluor, fosforo , hierro, iodo, magnesio, manganeso, molibdeno, potasio, selenio, sodio y zinc y 13 vitaminas: vitamina A, vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina), vitamina B5 (acido pantoténico), vitamina B6 (piridoxina), vitamina B9 (equivalentes dietéticos de folato), vitamina B12 (cobalamina), biotina, vitamina C, vitamina D, vitamina E (α-tocoferol) y vitamina K.

Más información

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/publicaciones/aecosan_comite_cientifico.htm.